Cambio de sexo

La operacion de cambio de sexo es la cirugia solicitada para obtener una adecuada correspondencia entre la identidad sexual y su sexo anatómico.

todo sobre cambio de sexo

cambio de sexo

Cambio de sexo: Todo lo que debes saber

Las operaciones de cambio de sexo han aumentado su número de prácticas espectacularmente en los últimos años. No es de extrañar: la sociedad es cada vez más liberal en ese sentido, y las personas que se sienten de un sexo encerrado en el cuerpo del opuesto, por fin pueden resolver su situación gracias a la cirugía. En este artículo, te mostramos todo lo que debes saber acerca de las operaciones de cambio de sexo.

¿Que es el cambio de sexo?

El cambio de sexo es la cirugía a la que recurren los transexuales para obtener una adecuada correspondencia entre su identidad sexual y su sexo anatómico, y, por lo general, se basa en la reconstrucción genital, que pueden englobarse dentro de la vaginoplastia o la faloplastia.

No obstante, cabe señalar que, en muchos casos, no sólo se reduce a la reconstrucción genital, sino que también se llevan a cabo otro tipo de intervenciones para lograr una mayor semejanza con el sexo que se busca obtener físicamente. En este sentido, también son recurrentes las mastectomias o las cirugías faciales.

¿Como se realiza un cambio de sexo?

En el caso de que un hombre busque obtener la apariencia física de una mujer, el procedimiento habitual es una vaginoplastia. Este procedimiento se basa en la utilización de injertos cutáneos hasta dar forma a una vagina artificial.

En el caso de las mujeres que buscan obtener una apariencia masculina, se recurre a la faloplastia, que consiste en la construcción de un pene artificial. Gracias a la microcirugía, este procedimiento cuenta ya con la posibilidad de otorgar al nuevo pene una función eréctil y sensibilidad erógena.

En ambos casos, cabe señalar que la cirugía de cambio de sexo ha evolucionado en gran medida con el paso de los años (lleva practicándose desde mediados del siglo pasado), y se consiguen muy buenos resultados, obteniendo funciones semejantes a los órganos genitales originales, así como sensibilidad erógena.

Cuidados postoperatorios

En el caso de los cambios de sexo de un hombre que haya pasado a ser mujer, se deberá tener especial cuidado con las gasas quirúrgicas utilizadas en la zona con el fin de retener los nuevos tejidos. Estas gasas deberán mantenerse durante una semana, con el objetivo de que la curación se lleve a cabo de la forma correcta.

Durante este periodo se deberá guardar reposo absoluto y tomar una dieta de fluidos suaves, con el fin de evitar movimientos en la vagina a la hora de defecar. También será cateterizada, durante, al menos, una semana, con el objetivo de que la uretra se cure correctamente.

Por último, señalar que se deberán utilizar dilatadores de la vagina de forma habitual para evitar el cierre de la misma, aunque éstos pueden no ser necesarios si la nueva mujer cuenta con una vida sexual plena.

En el caso de los cambios de sexo de mujer a hombre, los cuidados postoperatorios son mayores, ya que la sanación es más difícil, así como la obtención de un resultado óptimo. Además, la correcta sanación de estas zonas permite la realización de nuevas intervenciones, con el objetivo de lograr más funciones. Es importante señalar esto, ya que una cirugía de cambio de sexo de mujer a hombre, puede llegar a requerir hasta veinte intervenciones.

Será el médico el que indique cuáles son los cuidados postoperatorios que deben llevarse a cabo en cada caso, puesto que éstos son realmente importantes para el correcto cambio de sexo de una mujer.

Como puede verse, la cirugía de cambio de sexo lleva practicándose desde hace varios años, y, aunque entraña una gran dificultad, ya se han dado grandes pasos en la obtención de resultados óptimos, que incluyan la lubricación o erección, y la sensibilidad erógena en ambos casos.

 

Por infoEstetica.es