Corrección de Cicatrices

Con la correción de cicatrices conseguimos reparar las pequeñas lesiones producidas por accidentes o problemas cutaneos pero con esta tecnica, tambien se pueden eliminar lunares, pecas y verrugas.

todo sobre correccion de cicatrices

correccion de cicatrices

Correccion de cicatrices: Todo lo que debes saber

La corrección de cicatrices está muy en boga últimamente. Sobre todo (pero no únicamente), la utilizan personas de mediana edad que, en su infancia, sufrieron algún tipo de herida de la que resultó una cicatriz en una zona visible del cuerpo (generalmente la cara). No obstante, también es frecuente en personas de todas las edades que han sufrido un accidente en los últimos años, y quieren mejorar el aspecto de la cicatriz resultante.

¿Que es la correccion de cicatrices?

Por corrección de cicatrices se entiende el conjunto de técnicas que buscan reparar las pequeñas lesiones en la piel fruto de pequeños accidentes y heridas, granitos u otros problemas cutáneos. Cabe señalar que, al margen de las cicatrices, estas técnicas también pueden eliminarlas pecas, lunares y verrugas.

En la mayoría de casos, la corrección de cicatrices no requiere ningún tipo de intervención quirúrgica, aunque dependiendo de la gravedad, sí puede llegar a ser necesaria.

No obstante, el tratamiento más habitual se lleva a cabo con láser, ya que la cirugía conlleva algunas incomodidades extra, tal como una pequeña cicatriz, o un periodo de recuperación mayor.

¿Como se realiza una correccion de cicatrices?

Por lo general, la utilización de láser para resolver este tipo de problemas suele conllevar que se realice todo el procedimiento de forma ambulatoria y bajo anestesia local, pudiendo quedar una pequeña herida que cicatrizará y, finalmente, una vez caiga, será completamente imperceptible.

En otras ocasiones, se puede proceder a la infiltración de ácido hialurónico para que el cuerpo vuelva a trabajar en la cicatrización natural, permitiendo un mejor resultado al activar, de nuevo, los principios de la piel que operan en la sanación.

En el caso de la cirugía, por lo general, se lleva a cabo extrayendo la cicatriz y utilizando piel del paciente para ocupar su lugar. Como puede suponerse, esta intervención genera, asimismo, una nueva cicatriz, pero el objetivo, en estos casos, no es otro que lograr que la nueva cicatriz sea mucho menos perceptible que la original.

Cuidados postoperatorios

Tras una intervención de corrección de cicatrices, sea cual sea el método empleado, se recomienda al paciente no permitir que el sol toque las zonas tratadas, ya que la luz solar dificulta la cicatrización, y el resultado puede ser menos efectivo

Asimismo, tampoco se recomienda el exceso de agua caliente, por lo que las duchas deberán ser con agua tibia, y se deberá tener especial cuidado al lavar las zonas afectadas, así como preservarla durante el secado.

Por otro lado, también se recomienda no fumar ni beber alcohol, o, al menos, reducir el consumo de estas sustancias, ya que también dificultan la cicatrización.

A diferencia de otro tipo de cirugías o procedimientos estéticos, tras la eliminación de las cicatrices (a no ser que éstas sean muy grandes y se haya tenido que recurrir a una cirugía importante), se puede volver a realizar ejercicio con el paso de unos pocos días. Será su médico quien le informe de si puede o no puede llevar a cabo este tipo de actividades.

 Por último, señalar que, tras pasar dos o tres días por precaución, el paciente puede volver inmediatamente a su rutina diaria, incluyendo el trabajo y los quehaceres habituales.

Como puedes ver, la corrección de cicatrices es un procedimiento realmente sencillo y que lleva muchos años practicándose, lo que ha contribuido a que aparezcan una gran cantidad de métodos para mejorar el aspecto de la piel en dichas zonas. Será el médico que le atienda el que determine cuál es el mejor procedimiento para su caso concreto, y el que le indicará cómo deberá comportarse durante el postoperatorio.

 

Por infoEstetica.es