Dermolipectomia

Es un tipo de cirugía que permite retirar el exceso de grasa y piel en diferentes partes del cuerpo para conseguir tener un aspecto mas esbelto y estilizado.

todo sobre dermolipectomia

dermolipectomia

Dermolipectomia: Todo lo que debes saber

Tratar de conseguir unos muslos y brazos bellos está en la lista de deseos de gran cantidad de hombres y mujeres de todo el mundo. Sin embargo, no es tarea fácil. De hecho, puede llegar a ser una tarea imposible, ya que algunos depósitos de grasa y algunos tipos de flacidez, son completamente imposibles de eliminar con ejercicios. En esas ocasiones, la dermolipectomia puede ayudar a conseguir resultados muy satisfactorios.

¿Que es la dermolipectomia?

La dermolipectomia es una intervención quirúrgica que permite retirar el exceso de piel y grasa que se acumula en las caras internas de brazos y muslos, y permite volver a dar tono a las zonas caídas. Mediante esta intervención, se consigue una silueta mucho más estilizada.

Dependiendo de la zona que se trate, la dermolipectomia recibe un nombre u otro, así, la dermolipectomia llevada a cabo en los muslos, se conoce como dermolipectomia crural, mientras que la dermolipectomia braquial es la denominación para la que se lleva a cabo en los brazos.

Cabe destacar que la demolipectomia también puede llevarse a cabo en la zona abdominal, y que, en esas ocasiones, se denomina abdominoplastia. Sin embargo, al tratarse de un procedimiento ligeramente distinto, en esta web lo tratamos de forma diferenciada.

¿Como se realiza una dermolipectomia?

La dermolipectomia crural se lleva a cabo estirando la piel de los muslos hacia arriba, logrando contraponer los efectos de la flacidez, que provocan la caída de la piel y otros tejidos. De este modo, se consigue una mejoría en el volumen y el contorno de los muslos.

Por otro lado, la dermolipectomia braquial consiste en la eliminación de la grasa y piel acumulada y que suele aparecer en la parte interna de los brazos, así como en el estiramiento de los tejidos hasta obtener la silueta deseada.

Al tratarse, en ambos casos, de una cirugía, la intervención se lleva a cabo en un quirófano, y suele durar entre dos y tres horas dependiendo de las necesidades específicas del paciente y de la zona a tratar. El tipo de anestesia, del mismo modo, también dependerá de la zona a tratar y de la extensión.

Cuidados postoperatorios

Los cuidados postoperatorios que se deben llevar a cabo tras una dermolipectomia, son los mismos que en cualquier otra intervención quirúrgica, pero con cuidados especiales en las zonas afectadas, como, por ejemplo, la utilización de un vendaje de compresión en la zona tratada y la utilización de pequeños tubos flexibles para drenar el exceso de fluidos.

Por norma general, tras la intervención, el paciente debe permanecer en el hospital durante una o dos noches, por si surgieran complicaciones postoperatorias. Transcurrido ese tiempo, el paciente podrá volver a casa, manteniendo una serie de cuidados para garantizar la correcta recuperación.

Es probable que se sienta hinchazón en las zonas tratadas. Es algo normal, fruto de la operación, y no debe preocupar al paciente durante su periodo de recuperación. Si la hinchazón provocase molestias, se le deberá hacer constar al médico que realizó la intervención, el cual recetará los medicamentos oportunos para que el periodo de convalecencia sea lo más cómodo posible para el paciente.

Como es habitual en este tipo de intervenciones, se recomienda que durante las duchas se extreme el cuidado al lavar las zonas tratadas, para evitar posibles complicaciones. Por otro lado, y aquí existe una diferencia con la mayoría del resto de operaciones de cirugía estética, se recomienda que se realice un programa de ejercicios sencillos que prescribirá el médico, con el objetivo de que no se formen trombos venosos y tonificar los músculos.

Por último, señalar que, por norma general, el paciente, tras dos semanas, suele estar en condiciones de volver a la rutina diaria.

Como puedes ver, la dermolipectomia es un procedimiento sencillo y llevado a cabo por profesionales desde hace muchos años, lo que ha permitido el refinamiento y perfección de la técnica hasta el punto de lograr grandes resultados sin apenas riesgos. Sin duda, si quieres mejorar el aspecto de tus brazos y muslos, debes optar por la dermolipectomia.

 

Por infoEstetica.es