Engrosamiento del pene

Con esta cirugía aumentamos el grosor del pene en la extensión del tronco a excepcion del glande.

todo sobre engrosamiento del pene

engrosamiento del pene

Engrosamiento del pene: Todo lo que debes saber

El tamaño del pene es algo que puede llegar a cohibir de una forma muy marcada a cualquier hombre. Cuando hablamos de un pene delgado, por lo general, hablamos de problemas de alcoba más marcados que los que podrían darse por un pene corto, ya que el grosor sí afecta a las relaciones sexuales y a la capacidad de satisfacer a la pareja. Es por ello que, en los últimos tiempos, las operaciones de engrosamiento del pene han crecido a un ritmo muy alto.

¿Que es el engrosamiento del pene?

El engrosamiento del pene es la técnica empleada para aumentar el grosor del pene en toda la extensión del tronco, a excepción del glande, ya que, aunque se han descrito técnicas para aumentar el tamaño del glande, los resultados no han sido satisfactorios en la mayoría de casos.

El engrosamiento del pene puede incluirse dentro de las llamadas "faloplastias", es decir, las intervenciones cuyo objetivo es mejorar la funcionalidad y/o el aspecto físico de la zona íntima masculina.

¿Cómo se realiza un engrosamiento del pene?

El engrosamiento del pene puede llevarse a cabo siguiendo dos líneas habituales de actuación. La primera, y más recomendable, es la que utiliza como elemento para dar grosor al pene la propia grasa del paciente, mientras que la segunda hace uso de material biológico acelular, o capas de colágeno.

En el primer caso, cabe destacar que, puesto que le pene no es un lugar donde se aloje grasa de forma natural, ésta puede ser reabsorbida por el cuerpo hasta en un 40%. Debido a esto, los cirujanos suelen inyectar una cantidad considerablemente mayor de la necesaria. Asimismo, podría darse el caso de que el cuerpo reabosrbiera más grasa en una zona que en otra, dando como resultado algunas irregularidades.

En el segundo caso, se debe retirar la piel del pene y colocar las capas de colágeno. Una vez hecho esto, se vuelve a colocar la piel sobre la capa de colágeno, dando como resultado un grosor superior al original (unos dos centímetros) completamente liso y sin riesgo de que el cuerpo reabsorba el material utilizado.

Cuidados postoperatorios

Tras una intervención de engrosamiento del pene, es probable que se sienta inflamación, molestia y dolor en la zona intervenida. Es algo habitual, y es común que los médicos receten antibióticos y analgésicos para ello. Los antibióticos deberán tomarse en cualquier caso, mientras que los analgésicos sólo deben tomarse en caso de necesidad debido al dolor.

Las duchas deberán volver a realizarse una vez transcurridos tres o cuatro días, extremando la precaución en la zona tratada, y sin hacer uso de ningún tipo de jabón especialmente grasiento. Tampoco debería tomar el sol ni utilizar prendas ajustadas hasta que el periodo de recuperación se haya completado.

Por otro lado, se deberá abstener de mantener relaciones sexuales y hacer deporte durante un tiempo no inferior a un mes, y también deberá evitar fumar y beber alcohol durante este tiempo, con el objetivo de conseguir una correcta cicatrización.

Por último, señalar que los puntos de sutura se caen al cabo de unas semanas, ya que, por lo general, se utilizan suturas reabsorbibles. No obstante, deberá seguir acudiendo a las citas con su médico hasta que se haya completado la recuperación.

Como puede verse, las cirugías de engrosamiento del pene llevan muchos años practicándose, lo que ha dado lugar a que surjan diferentes métodos, todos muy válidos y sin apenas contraindicaciones. Es por ello que la cirugía de engrosamiento del pene está teniendo cada vez mayor reclamo entre los hombres, que pueden obtener una mejora en sus atributos sexuales de forma rápida y sencilla.

 

Por infoEstetica.es