Implante de pantorrilas

Con esta cirugía conseguimos a través de la implantación de una prótesis, dar mayor volumen y mejorar la forma de las pantorrillas, dando como resultado una mejora en la apariencia de las piernas. Esta operación se realiza cuando se pierde volumen en esta parte del cuerpo debido a una enfermedad o traumatismo, o si se quiere simplemente mejorar el aspecto de las pantorrillas.

todo sobre implante de pantorrilas

implante de pantorrilas

Implante de pantorrillas: Todo lo que debes saber

Las piernas son una de las partes del cuerpo de la mujer que mayor belleza transmiten, pero, al mismo tiempo, han sido muy desatendidas en el campo de la cirugía estética y del mundo de la belleza en general. Es algo sorprendente, ya que una falta de desarrollo en las pantorrillas genera una figura poco atractiva en la silueta. Es por ello que, cada vez más, mujeres de todo el mundo se someten al implante de pantorrillas para mejorar el aspecto de sus piernas.

Implante de pantorrillas: ¿Que es?

El implante de pantorrillas consiste en la implantación de una prótesis que da volumen y forma a las pantorrillas, ya sea porque ambas carecen del suficiente volumen, o porque una de ellas, debido a una enfermedad o a un traumatismo, ha perdido parte del mismo.

En ambos casos, la intervención mejora la apariencia de las piernas, dotando a la mujer de una silueta mucho más atractiva, y mejorando, por extensión, la seguridad en sí misma y su salud emocional.

¿Como es la intervencion?

La operación que se lleva a cabo durante un implante de pantorrillas suele durar una hora, y se lleva a cabo realizando una incisión de unos centímetros en el pliegue de la cara trasera de la rodilla. Desde ahí, el cirujano tiene acceso al interior de la pantorrilla, donde colocará la prótesis.

Cabe destacar que la prótesis utilizada en un implante de pantorrillas siempre se crea especialmente para la operación. Es decir, no existe un tipo de implante único que se utiliza en todos los casos, sino que, dependiendo del tipo de operación y la situación específica de cada caso, se creará una prótesis a medida.

Como ya se ha dicho, la intervención tiene una duración de una hora como máximo (en términos generales), y se lleva a cabo bajo anestesia general o epidural, dependiendo del caso. Tras la intervención, no se requiere internamiento, sino que el paciente puede volver a casa al cabo de unas pocas horas. No obstante, puesto que la operación requiere de ciertas pruebas antes y después de la intervención, es posible que deba pasar hasta 36 horas en el hospital donde le practiquen el implante de pantorrillas.

Cuidados postoperatorios

Tras una intervención de implante de pantorrillas, es normal no poder caminar de forma normal durante una semana. Pasado este tiempo, el paciente puede volver a andar a un ritmo normal sin notar excesivas molestias.
Es tras esta primera semana cuando se retiran los puntos de sutura, dejando una pequeña cicatriz en la parte posterior de la rodilla (donde se llevó a cabo la incisión), que apenas será visible, puesto que se habrá llevado a cabo en aquellas zonas donde los pliegues camuflan la incisión.

Cabe destacar que, pese a que tras una semana el paciente está listo para volver a su vida diaria, es recomendable que continúe utilizando medias elásticas de compresión durante un tiempo no inferior a tres semanas, con el fin de que el resultado sea óptimo.

Asimismo, no se recomienda realizar ejercicio en exceso durante el primer mes, ni bañarse o tomar el sol, puesto que esto dificulta la cicatrización. En este sentido, se recomienda al paciente no tomar baños, sino duchas, y tratar de no tomar el sol boca abajo.

Como se puede observar, el implante de pantorrillas es una técnica que, aunque desatendida generalmente en el mundo de la cirugía estética, puede aportar a las mujeres y hombres de todo el mundo una gran belleza en la zona de las piernas, mejorando su silueta y, por lo tanto, su salud emocional y la seguridad en uno mismo. 

Por infoEstetica.es