Labioplastia

Con esta operación se consigue la remodelación de los labios vaginales para mejorar el aspecto de la zona íntima de las mujeres.

todo sobre labioplastia

labioplastia

Labioplastia: Todo lo que debes saber

La cirugía íntima femenina cuenta con cada vez más adeptas en nuestra sociedad, y presenta su mayor alcance al hablar de la labioplastia. No es de extrañar, ya que, al igual que ocurre con el tamaño del pene en el hombre, el contar con unos labios vaginales "deformados" respecto a los originales, puede llegar a producir problemas emocionales en las mujeres. Es por ello que, cada vez más, las operaciones de labioplastia están creciendo en número de pacientes.

¿Que es la labioplastia?

La labioplastia es una intervención quirúrgica que se engloba dentro de las llamadas cirugías estéticas íntimas femeninas, y que puede tener varios objetivos pertenecientes al campo de la mejora del aspecto de la zona íntima de la mujer.

Por lo general, la intervención más común es la reducción de los labios menores, los cuales, producto del paso del tiempo, de partos, o por razones congénitas, se presentan como excesivamente grandes, colgantes o asimétricos, siendo visibles al sobresalir respecto a los labios mayores.

¿Como se realiza una labioplastia?

Lo habitual en este tipo de intervenciones, es que el paciente y el cirujano concreten, antes de la cirugía, qué es lo que se pretende obtener mediante la misma. Lo más normal es que la paciente busque reducir el tamaño y grosor de sus labios inferiores, con el objetivo de que éstos no sobresalgan respecto a los labios mayores.

Siendo este el problema más habitual, cabe señalar que el procedimiento consiste en la retirada del exceso de tejido que produce la hipertrofia de los labios, y la eliminación de la piel sobrante de los mismos.

Se trata de un sencillo procedimiento en el que se utiliza una anestesia local (aunque, en ocasiones, el cirujano puede estimar oportuna la utilización de sedación general). Asimismo, es una intervención que se lleva a cabo de forma ambulatoria, con una duración de una a dos horas, y tras la que la paciente puede volver a su casa en apenas unas horas.

Cuidados postoperatorios

Tras la intervención, la paciente será monitorizada durante unas horas, con el objetivo de prevenir posibles complicaciones mientras el cuerpo termina de limpiar la anestesia. Una vez transcurridas esas horas, puede volver a su hogar sin ningún tipo de inconveniente.

Una vez en casa, se recomienda guardar reposo durante el día siguiente, así como no realizar ejercicio físico durante las siguientes dos o cuatro semanas, dependiendo de la valoración que haga el médico durante las visitas subsiguientes.

Es probable que la paciente sufra hinchazón y algunas molestias, que no deben sorprender ni preocupar, ya que son normales. El médico puede optar por prescribir antiinflamatorios y otro tipo de medicamentos para solventar estas incomodidades.

Tras un periodo de dos semanas, los puntos de sutura empleados en la intervención caen de forma natural, pero no se recomienda mantener relaciones sexuales hasta haber pasado, como mínimo, un mes.

Por último, cabe señalar que, hasta transcurridos dos meses, la zona no habrá sanado totalmente, y que, durante ese periodo, se deberá extremar el cuidado, evitando utilizar prendas ajustadas, y teniendo especial cuidado durante las duchas (no se recomienda el baño, puesto que un exceso de calor podría ser perjudicial).

Transcurridos esos dos meses, la zona estará completamente desinflamada y presentará el aspecto definitivo, con lo que se podrá asistir a la última revisión para evaluar los resultados conjuntamente con el médico.

Como ves, la labioplastia es un procedimiento muy sencillo y rápido, que puede mejorar espectacularmente la apariencia de la zona íntima femenina tras el paso de los años o varios partos con o sin complicaciones, y, con ello, la estabilidad emocional de la paciente.

 

Por infoEstetica.es