Lesiones dermicas

Con esta cirugía corregimos aquellas pequeñas imperfecciones para conseguir que nuestra piel luzca mas lisa y homogénea.

todo sobre lesiones dermicas

lesiones dermicas

Lesiones dermicas: Todo lo que debes saber

La piel es una de las partes del cuerpo que mayor belleza transmite, y es por ello que cualquier tipo de imperfección o lesión dérmica puede acarrear una pérdida considerable de belleza física. Es por ello que mujeres y hombres de todo el mundo deciden solventar las pequeñas lesiones dermicas que padecen, ya sean cicatrices, verrugas o manchas, mediante la cirugía.

Lesiones dermicas: ¿Que son?

Entendemos por lesiones dermicas todas aquellas pequeñas imperfecciones que se presentan en la piel y que le restan la belleza que naturalmente debería poseer. Entre las diferentes lesiones dermicas que existen, se pueden nombrar, por ser las más generales, las verrugas, las pecas, los lunares, las cicatrices o las manchas en la piel. Todas estas imperfecciones pueden ser tratadas con resultados muy satisfactorios.

La cirugía para eliminar las lesiones dermicas se centra en eliminar aquellos aspectos de la piel que no son atractivos a la vista, ya sean pecas, verrugas, lunares o cicatrices. El objetivo del tratamiento es conseguir una piel con una apariencia más homogénea, permitiendo, así, aumentar la belleza física y, por extensión, la salud emocional de la paciente.

¿Como es la intervencion?

La intervención varía dependiendo del objetivo que quiera lograrse. Por ejemplo, la eliminación de pecas o manchas puede llevarse a cabo mediante láser, mientras que la eliminación de cicatrices o verrugas suele requerir la cirugía. Es por ello que los tratamientos de lesiones dermicas no pueden englobarse en un sólo tipo de intervención.
En los casos en los que se utiliza el láser, las lesiones dermicas desaparecen sin necesidad de utilizar el bisturí, mediante un procedimiento que dura unos treinta minutos, y que hace uso de anestesia local.
En cambio, la reparación de lesiones dermicas que requieren cirugía, se lleva a cabo mediante un procedimiento ambulatorio, haciendo uso de microcirugía bajo anestesia local, eliminando las lesiones dermicas y permitiendo volver a la vida normal al cabo de unas horas.


Por lo general, no queda ningún tipo de cicatriz, aunque, en el caso de que la lesión dermica requiera de cirugía, sí puede presentarse una muy pequeña, que quedará completamente disimulada con el paso del tiempo. Cabe aclarar que, en el caso de que la lesión dérmica sea una cicatriz en sí misma, el procedimiento acarreará una nueva cicatriz, pero lo que se buscará en estos casos es que la nueva sea menor y más disimulada que la primera.

Cuidados postoperatorios

Como en cualquier tipo de intervención, se recomienda a los pacientes no realizar ningún tipo de esfuerzo físico durante un mes, así como no bañarse con agua caliente o tomar el sol o rayos UVA, ya que ello dificultaría el proceso de cicatrización, y le resultado sería insatisfactorio.


Asimismo, es posible que el paciente presente inflamación, pequeños hematomas o incluso un dolor agudo que pasará al cabo de unos días. Si alguno de estos problemas fuese especialmente grave (algo que rara vez sucede), el médico puede prescribir antiinflamatorios y analgésicos, a fin de que el paciente supere el postoperatorio de la forma más cómoda posible.
Por último, cabe señalar que, tras una intervención para eliminar las lesiones dermicas, no se requiere hospitalización ni cuidados médicos especiales, por lo que el postoperatorio puede completarse en el hogar sin ningún tipo de inconveniente.

Como puedes ver, las técnicas para corregir las lesiones dermicas son muchas y variadas, y será el propio cirujano el que determine cuál es la oportuna en su caso concreto, dependiendo de cuáles sean sus necesidades y expectativas. Es por ello que es importante el intercambio de información entre el paciente y el cirujano en los momentos previos a la intervención.

Por infoEstetica.es