Liposucción

Con esta cirugía se eliminan las células grasas de nuestro cuerpo en determinadas zonas a través de la aspiración, así se consigue reducir el volumen de la zona tratada y que estas células no vuelvan a aparecer, con lo que conseguimos mejorar el aspecto físico y conseguir el cuerpo deseado.

todo sobre liposuccion

liposuccion

Liposuccion: Todo lo que debes saber

Uno de los mayores problemas físicos de gran parte de la población, es el sobrepeso. Por lo general, siempre que se pueda resolver este problema con dieta, es preferible hacerlo de este modo en lugar de pasar por el quirófano. Sin embargo, existen situaciones en las que la dieta no puede resolver el problema de la grasa acumulada, y es en esas ocasiones donde la liposuccion puede resultar una muy buena oportunidad de mejorar el aspecto físico y, por extensión, la salud emocional y la seguridad en sí mismo del paciente.

Liposuccion: ¿Que es?

La liposuccion es la técnica que combate la lipodistrofia, es decir, la acumulación de grasa en determinadas zonas del cuerpo. Si bien es cierto que existen otros tratamientos para acabar con la lipodistrofia, ninguno de ellos es tan efectivo como la liposuccion, ya que, en el mejor de los casos, esos tratamientos únicamente vacían las células grasas sin eliminarlas, por lo que puede volver a reaparecer el problema.

Por su parte, la liposuccion sí elimina dichas células grasas, permitiendo al paciente obtener la figura que desea y que no puede obtener pese a seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio regularmente. 

Por último, cabe señalar que para obtener un resultado óptimo, se debe tener especial cuidado de las zonas a tratar, extraer el volumen de grasa necesario (ni más, ni menos, puesto que tanto el exceso como la falta de grasa afea la figura), y realizar un correcto seguimiento en el postoperatorio.

¿Como es la intervencion?

La liposucción se lleva a cabo mediante la aspiración de la grasa a través de unas cánulas muy finas que se insertan por incisiones milimétricas. Extrayendo la grasa de las zonas adecuadas, se consigue obtener un equilibrio en la silueta del paciente, logrando una mayor belleza física al definir un contorno adecuado.

Se trata de una técnica muy efectiva, y es por ello que se ha popularizado tanto en muy poco tiempo. Su mayor éxito reside en el hecho de que, una vez extraídas las células grasas, éstas no vuelven a aparecer, ya que dichas células dejan de reproducirse al término de la pubertad.

Por último, cabe señalar que la duración de la intervención dependerá de la cantidad de zonas a tratar y el volumen de grasa que haya que extraer. Además, dependiendo del tipo de liposuccion que vaya a realizarse, se deberá utilizar anestesia general o local, siendo el cirujano el que decida cuál de los dos tipos utilizar. Tras 24 horas, el paciente estará listo para volver a su hogar.

Cuidados postoperatorios

Tras la liposuccion y durante el primer mes, se deberá hacer uso de una faja de compresión, así como someterse a masajes especializados para reducir la inflamación y permitir que la piel se adapte al nuevo contorno. 

Una opción imprescindible para mantener los resultados es el cuidado de la dieta, no hace falta que sea extrema, pero hay algunas, como la dieta disociada que es muy recomendable para este periodo de tiempo.

Cabe señalar que, durante las primeras semanas, es normal sentir hinchazón y dolor, así como presentarse hematomas en la zona tratada. Por lo general, las zonas que más sufren estos inconvenientes son las del abdomen y la cara interna de las piernas. Sin embargo, estas molestias se controlan fácilmente con analgésicos, y desaparecerán al cabo de unas semanas.

Por último, y como es habitual, se recomienda que se sustituyan los baños por las duchas, para facilitar la cicatrización de las pequeñas incisiones, así como no realizar excesivo ejercicio físico y evitar la luz del sol y los rayos UVA. 

Como se puede observar, la liposuccion es una técnica que, aunque presenta variables dependiendo del caso concreto del paciente, obtiene muy buenos resultados en todos los casos. Es esa efectividad la que ha hecho que se convierta en una de las operaciones de cirugía estética más demandadas en todo el mundo, ya que, además de mejorar el aspecto físico, permite mantener esa mejoría durante el resto de la vida, sin posibilidad de que reaparezcan los depósitos de grasa.

 

Por infoEstetica.es