Mastectomia

Una mastectomía varía dependiendo del tipo que se trate, puede realizarse por una enfermedad de cáncer de mama o por un cambio de sexo, dependiendo de una cosa u otra se extirpara solo la piel sobrante y el tejido mamario o inclusive el pezón, llamada mastectomía total. Normalmente en el caso de la mujer que ha padecido cáncer de mama, después de una mastectomía puede volver a reconstruirse el pecho mediante prótesis mamarias.

todo sobre mastectomia

mastectomia

Mastectomia: Todo lo que debes saber

La mastectomia es una cirugía que tiene como objetivo extirpar la mama (o el tejido mamario), así como la piel sobrante. Suele llevarse a cabo en pacientes que sufren cáncer de mama, pero también puede utilizarse en otros casos, como, por ejemplo, en aquellos cambios de sexo donde una mujer quiere convertirse en un hombre. En esos casos, se suelen requerir otras cirugías adicionales, pero la mastectomia es una de ellas.

¿Que es una mastectomia?

Como ya se ha dicho, la mastectomia es la cirugía que tiene como objetivo la eliminación del tejido mamario, la piel sobrante y, en ocasiones, incluso el pezón. No obstante, existen diferentes tipos de mastectomia, y será decisión del cirujano cuál se le aplicará, dependiendo del problema concreto que tenga.
Por la razón anterior, es muy importante que quien se someta a una intervención de estas características se ponga en manos de auténticos profesionales, que estudien detenidamente su historia clínica y le den la mejor opción para su caso concreto.

¿Como es la intervencion?

La mastectomia varía dependiendo del tipo que se trate. En este sentido, una mastectomía subcutánea se lleva a cabo extirpando el tejido mamario, pero manteniendo intacto el pezón y la areola. En cambio, en una mastectomía total, el pezón y la areola también son extirpados.
Existen algunos otros tipos dependiendo del cáncer de mama que se tenga, pero esos dos tipos de mastectomía citados, sirven para darse cuenta de la profundidad de una cirugía de estas características.

Huelga decir que lo anterior se aplica a pacientes que sufren cáncer de mama. Cuando la mastectomía se lleva a cabo como parte de un proceso de cambio de sexo, el pezón y la areola se mantienen intactos, o, en ocasiones, se modifican para darle una apariencia más varonil.
En cualquier caso, tras la intervención, se procede a aplicar las pertinentes suturas en la piel, y se dejan colocados unos drenajes plásticos para extraer el exceso de líquido que pueda haber. Pese a que la mastectomía suele durar unas dos o tres horas, estos tubos deberán mantenerse durante, al menos, los dos días que pase en el hospital.

Cuidados Postoperatorios

Por lo general, se debe estar en el hospital los tres días siguientes a la operación. Sin embargo, esto puede variar (más o menos) dependiendo del tipo de mastectomía a la que se ha sometido.
En el caso de que cuando se le dé el alta, siga contando con los drenajes, una enfermera le explicará cómo debe cuidarlos, y, cuando el médico lo considere oportuno, se los retirará en la misma consulta.
No es extraño sentir un dolor moderado durante los primeros días, que el médico se encargará de tratar con analgésicos, y que remitirán al pasar, aproximadamente, una semana.
Por último, cabe señalar que, tras retirar los drenajes tras la mastectomia, en ocasiones, se acumula líquido en el lugar donde estaba el tejido mamario. Normalmente el cuerpo lo reabsorbe naturalmente, pero, en raras ocasiones, es necesario extraerlo mediante una aguja.

Como se puede ver, la técnica de la mastectomia ha evolucionado mucho desde que comenzó a practicarse, y, en la actualidad, los resultados que pueden obtenerse son muy satisfactorios. Ya sea por una necesidad emocional o por una necesidad fisiológica, la extirpación de las mamas es un proceso que apenas cuenta con contraindicaciones, siempre que se lleve a cabo por cirujanos experimentados y profesionales.
Cabe destacar que, aunque el postoperatorio de una mastectomia puede parecer aterrador, lo cierto es que no es más difícil de llevar que el de otras cirugías aparentemente menores, por lo que los médicos suelen calmar a las pacientes y explicarles qué es lo que ocurrirá exactamente tras la operación, a fin de que se sientan más cómodas.

Por infoEstetica.es