Microinjertos capilares

El microinjerto capilar o también llamado microtrasplante folicular, consiste en trasplantar el cabello, de las zonas en donde el cabello se mantiene siempre, como en la nuca o a ambos lados de la cabeza, zonas en las cuales la genética no actúa, a zonas con escasez o falta de pelo afectadas por la alopecia.

todo sobre microinjertos capilares

microinjertos capilares

Microinjertos capilares

Una de las mayores causas de problemas de autoestima en hombre de todo el mundo, es la pérdida del cabello. Pese a ser un problema que afecta a una gran parte de la población, lo cierto es que, gracias a la cirugía estética, tiene una muy fácil solución. En este sentido, los microinjertos capilares han permitido a muchos hombres recuperar su autoestima y nivel de confianza.

En este artículo, y con el objetivo de que todos los hombres que lo lean puedan volver a sentirse jóvenes y atractivos, vamos a explicar qué son y cómo se realizan los microinjertos capilares. 

Microinjertos capilares: ¿Que son?

Los microinjertos capilares llevan practicándose desde hace más de treinta años en clínicas estéticas de todo el mundo. Es por ello que la técnica se ha refinado hasta alcanzar resultados sorprendentes.

Por lo general, el procedimiento consiste en la implantación de cabello natural del propio paciente, en las zonas donde se ha sufrido la pérdida del cabello.

Microinjertos capilares: ¿Como se realizan?

En primer lugar, se realiza la extracción de los folículos de la zona que va a donar el cabello. Esta zona es, por lo general, los laterales de la cabeza o la nuca, ya que son zonas donde el cabello nunca cae. Tras la retirada de los folículos, se utiliza sutura para cerrar las heridas, quedando, posteriormente, las cicatrices totalmente ocultas bajo el pelo.

Tras esto, se clasifican las unidades foliculares extraídas en grupos de uno, dos o tres cabellos, según cumpliesen una u otra función en el lugar de origen. De este modo, la apariencia del microinjerto capilar es mucho más natural.

Realizada la clasificación, se puede proceder a colocar los injertos en las zonas afectadas, tratando de marcar la línea de nacimiento del pelo que el paciente y el cirujano hayan acordado. En dicha línea, se colocan los folículos de uno o dos cabellos, mientras que en la zona a "rellenar", se utilizan folículos de dos o tres cabellos, a fin de obtener una correcta densidad.

Microinjertos capilares: Cuidados postoperatorios

Tras la intervención, es recomendable no consumir productos que contengan cafeína ni alcohol, así como no fumar o reducir el número de cigarrillos. Deberá tenerse esto en cuenta hasta que hayan pasado 48 horas y puedan retirarse los puntos de sutura.

Asimismo, no es extraño que, pasados algunos días, exista una inflamación en la frente que, pese a no causar dolor, puede resultar aparatosa, ya que suele descender hacia la zona de los ojos. Para resolver este problema, se recomienda aplicar compresas de hielo y tomar los antiinflamatorios y analgésicos prescritos por el cirujano.

También es recomendable tener precaución en los movimientos de la cabeza, a fin de que no existan tensiones innecesarias. En este sentido, se debe dormir con la cabeza elevada tras el primer día de la intervención, y no realizar flexiones bruscas con la cabeza en los días siguientes.

En cuanto al lavado de cabeza, puede llevarse a cabo dos días después de la intervención con agua tibia y champú neutro. Sin embargo, será preciso no ejercer presión sobre la zona tratada, así como secarse el pelo con un secador frío en lugar de con una toalla, ya que la presión y la frotación puede dañar los puntos de sutura y producir sangrados. 

Por último, y como sucede en cualquier tipo de intervención quirúrgica, no se recomienda la realización de ejercicio físico intenso hasta que haya transcurrido un mes de la cirugía. Tampoco se recomiendan los baños, y, por supuesto, en caso de que exista algún tipo de problema como dolor o sangrado, se deberá acudir inmediatamente al cirujano. 

Como puede verse, la técnica de los microinjertos capilares lleva muchos años refinándose hasta obtener los resultados que hoy en día podemos ver. Sin duda, es un gran método para volver a ganar confianza y autoestima, y apenas requiere periodo de convalecencia tras la sencilla y rápida intervención. Así que, en vista de todo esto, ¿a qué estás esperando para realizarte tus microinjertos capilares? 

Por infoEstetica.es