Varices

Con la corrección de las varices conseguimos mejorar no solo el aspecto físico de las piernas si no evitar y prevenir posibles problemas de salud, ya que si hay varices grandes, estas pueden provoca incluso trombosis venosa. Si tienes varices,estudia con tu medico la forma adecuada para ti de quitarlas.

todo sobre varices

varices

Varices: Todo lo que debes saber

Las varices son uno de los problemas más comunes entre la población, sobre todo en las personas mayores. Es una dolencia que no sólo causa un problema estético, sino que puede acarrear otros problemas, como hinchazón o pesadez, hormigueo y dolores. Es por ello que, si tienes varices, puede que te sea ventajoso tomar la decisión de acabar con ellas, tanto para mejorar tu aspecto físico, como para mejorar tu salud.

¿Que son las varices?

Las varices se producen cuando las venas de las piernas son incapaces de devolver al corazón la sangre que les llega. Como no pueden devolver la sangre, ésta se estanca y se produce un engrosamiento de las venas, generalmente perceptible al ojo humano, ya que se presenta con una hinchazón considerable.
Si las varices no se tratan adecuadamente, pueden llegar a acarrear serios problemas al margen de los arriba citados. Por ejemplo, las varices pequeñas pueden derivar en eccemas, y las varices grandes en úlceras. Además, cualquier tipo de varices puede provocar una trombosis venosa, que podría, incluso, producir un paro cardíaco al llegar el trombo al corazón.

¿Como es la intervencion?

Las varices pueden tratarse con diferentes métodos, tanto quirúrgicos como ambulatorios. La escleroterapia, por ejemplo, elimina el exceso de flujo que propicia la aparición de las varices sin necesidad de pasar por el quirófano. Es un procedimiento sencillo mediante el cual se infiltra una solución química que hace que las varices desaparezcan, derivando la circulación hacia un vaso sanguíneo sano y redistribuyendo el flujo sanguíneo.

Sin embargo, para las varices más grandes, sí puede resultar necesario pasar por el quirófano. En el pasado, se utilizaba una técnica según la cual se introducía una cánula en la variz y ésta era arrancada. Por supuesto, es una técnica muy agresiva que requería de un postoperatorio muy doloroso, razón por la que, a día de hoy, apenas se utiliza.

Por otro lado, está la técnica de Müller, según la cual se realizan pequeñas incisiones, a través de las cuales se colocan pequeños ganchos en la variz, que la segmentan y permiten su extracción sin apenas dolor. La cicatriz resultante es tan pequeña que ni tan siquiera requiere puntos de sutura.

La técnica láser para eliminar las varices también es muy utilizada, sobre todo en aquellas de pequeño tamaño. Se trata de un procedimiento muy simple pero increíblemente efectivo, ya que lo que se hace mediante el láser, es sellar las varices gracias al calor, lo que conduce a que la sangre circule por aquellas otras venas que sí están sanas.
Cabe destacar que existen muchos otros métodos para corregir las varices y eliminarlas totalmente, pero la técnica de Müller es, probablemente, la más utilizada en todas las clínicas de cirugía estética y plástica.

Cuidados Postoperatorios

Tras una corrección de varices, sea cual sea el procedimiento que se ha llevado a cabo, se recomienda no hacer ejercicio hasta que haya transcurrido un mes, así como no tomar baños de agua caliente ni tomar el sol, ya que la cicatrización se retrasaría y no se llevaría a cabo con total normalidad.
Asimismo, en no pocas ocasiones, es recomendable la utilización de cremas hidratantes o antitrombóticas. Será su médico el que le recomiende cuál es la opción más adecuada, o si su intervención ha sido tan exitosa que no requiere ningún tipo de crema adicional.
Por último, es importante señalar que, salvo en casos muy aislados, el paciente está listo para volver a la rutina diaria tan pronto como sale de la clínica.

Como puede verse, el tratamiento de las varices es un procedimiento muy estudiado, lo que ha dado lugar a la aparición de una gran cantidad de técnicas. Sin duda, si padeces varices, es recomendable que estudies junto a tu médico cuál es la opción más adecuada para ti, a fin de mejorar tu aspecto físico y prevenir posibles problemas de salud en el futuro.

Por infoEstetica.es