Acido Hialuronico

Con la infiltración del acido hilauronico se mejora la apariencia del rostro con resultados espectaculares, al ser el lubricante natural del cuerpo no hay peligro de rechazo y se consigue devolver al rostro su firmeza y eliminar las arrugas de forma totalmente natural.

todo sobre acido hialuronico

acido hialuronico

Acido Hialuronico: Todo lo que debes saber

Desde que apareciera el acido hialuronico como elemento que permitía obtener una mejora sustancial de la apariencia del rostro, son pocos los tratamientos que no han querido utilizar esta milagrosa partícula para optimizar sus resultados.
Sin duda, ya habrás visto en la televisión o en cualquier otro medio a muchas personas hablando de esta partícula, cuyos resultados son espectaculares, y que, además, cuenta con la ventaja de ser totalmente natural y no generar ningún tipo de rechazo en el organismo en el que se utiliza.

¿Que es el acido hialuronico?

El acido hialuronico es una partícula natural de textura viscosa que se encuentra de forma natural en el cuerpo humano, así como en muchos otros organismos vivos. Es un lubricante natural del cuerpo, y es el encargado de que la piel esté firme y tersa durante la juventud. Sin embargo, con el paso del tiempo, éste se va perdiendo, produciendo el envejecimiento de la piel y la consecuente pérdida en tersidad.

Infiltrar acido hialuronico en el cuerpo, estimula la regeneración del colágeno de la piel, con lo que se obtiene un relleno de las arrugas de forma totalmente natural y sin ninguna posibilidad de rechazo o reacción alérgica.
Por otro lado, cabe señalar que el acido hialuronico es un elemento que el cuerpo reabsorbe con el paso del tiempo, por lo que su utilización no da un resultado permanente, sino temporal, siendo necesario volver a infiltrarse una pequeña cantidad cada año, aproximadamente.

¿Como es el tratamiento?

El acido hialuronico puede utilizarse de varias formas. La primera y más conocida, es la infiltración directa en el surco de la arruga, lo que permite rellenarla y obtener una piel más fina, tersa y bella, sin apenas esfuerzo.

Sin embargo, también puede encontrarse en cápsulas, lo que permite que no actúe únicamente en la obtención de una piel más joven, sino mejorar la salud en algunos casos, puesto que también hace desaparecer los dolores de la artrosis.
Por último, también puede utilizarse en cremas, en cuyo caso el efecto es menos marcado que en las infiltraciones, pero cuenta con la ventaja de resultar más barato y de poder aplicarse sin necesidad de recurrir a un especialista

Cuidados Posteriores

Cabe señalar que el tratamiento con acido hialuronico, haciendo uso de infiltraciones, permite obtener resultados desde el primer momento. Al salir de la clínica, puede notarse cierta hinchazón en la cara, pero ello se debe a las inyecciones, no al propio acido hialuronico. Esta sensación de hinchazón desaparecerá a las pocas horas.

Por otro lado, cabe señalar que, al contrario de lo que suele suceder, el acido hialuronico, al estimular la creación de colágeno en el propio cuerpo, permite obtener unos resultados que van creciendo a lo largo del tiempo. Es decir, al contrario de lo que sucede con el botox, con el acido hialuronico notaremos una mejora instantánea tan pronto como salgamos de la clínica, pero, con el paso del tiempo, en lugar de remitir los efectos, se notarán más.Sin embargo, una vez el acido hialuronico ha cumplido con su cometido, el cuerpo comienza a reabsorberlo. Y es que las infiltraciones de acido hialuronico no son un tratamiento permanente, sino que deberá repetirse una vez al año, para reponer aquella parte que el cuerpo ha reabsorbido.

Como puedes ver, el acido hialuronico es un excelente tratamiento para mejorar el aspecto del rostro, permitiendo obtener un rejuvenecimiento instantáneo y temporal. Es por ese beneficio instantáneo y por la facilidad de su utilización, que cada vez son más las personas que se deciden a hacer uso de esta fantástica partícula.

Por infoEstetica.es