Balon intragástrico

Con el balón intragástrico se facilita la perdida de peso, ya que ocupa parte del estomago y ayuda a mantener la sensación de saciedad al ocupar parte del estomago. Es una forma de perder peso fácil y rápida y esta aconsejada para personas con obesidad y sobrepeso que por si mismas no pueden bajar de peso mediante ejercicios o dietas.

todo sobre balon intragastrico

balon intragastrico

Balon Intragastrico: Todo lo que debes saber

La obesidad es un problema que afecta cada vez a más personas, llegando al punto de considerarse, incluso, un problema de salud pública. Para combatir este grado de sobrepeso que puede resultar patológico, se ha ideado el balon intragastrico, un dispositivo que permite facilitar la pérdida de peso mediante la sensación de saciedad que provoca el tener parte del estómago continuamente lleno por el balón.

¿Que es un balon intragastrico?

El balon intragastrico es una esfera de silicona que se inserta en el interior del estómago, ocupando parte del mismo. Este balón produce un doble efecto que es muy adecuado para adelgazar: por un lado, provoca sensación de saciedad por sí mismo, ya que ocupa parte del estómago, pero, por otro, dificulta su vaciado, por lo que la comida pasa más tiempo en el estómago, y, por lo tanto, también ayuda a mantener la sensación de saciedad.

Como puedes imaginar, el balon intragastrico no te hace adelgazar por sí sólo, sino que es un dispositivo que presta una gran ayuda en el proceso de la pérdida de peso siguiendo una dieta. Está recomendado, por ello, para pacientes que sufren graves problemas con la comida, los cuales son incapaces de bajar de peso por sí mismos.

¿Como es la intervencion?

En primer lugar, se inserta el balon intragastrico a través de la boca, y, posteriormente, con la ayuda de un control endoscópico, se rellena con agua (alrededor de unos 600 centímetros cúbicos), de forma que el balón quede flotando en el interior del estómago.
Se trata de un proceso ambulatorio y que no requiere de ningún tipo de cirugía. Tan sólo se utiliza una ligera sedación y el proceso dura menos de media hora. El paciente, una vez cuenta con el balon intragastrico en su interior, puede volver a casa en menos de una hora.

Cuidados Posteriores

El balon intragastrico debe llevarse por un periodo no superior a los seis meses. Pasado ese tiempo, deberá volver a ver a su médico, el cual le recomendará la mejor forma de continuar tratando su sobrepeso si es necesario.
Durante la primera semana es habitual que el paciente sufre náuseas, vómitos y algunas otras molestias que son del todo normales. La reacción del estómago ante el balon gastrico, es la de intentar expulsarlo del cuerpo, por lo que esos efectos secundarios son del todo comprensibles. Sin embargo, pasada esa primera semana, el paciente no suele volver a tener problemas de este tipo.

Las primeras semanas con el balon intragastrico suelen hacerse pesadas para la mayoría de los pacientes, ya que la dieta durante esos primeros días se limita a los líquidos, siendo posible incorporar alimentos sólidos paulatinamente a partir de la segunda o tercera semana (será su médico quien le indique cuándo puede empezar a comer sólidos).

Por último, señalar que tras la intervención, el paciente deberá visitar semanalmente al médico durante el primer mes, y, posteriormente, una vez al mes durante los siguientes cinco meses. Asimismo, se recomienda que el equipo médico que le trate sea multidisciplinar, incluyendo, al menos, a un experto en nutrición y a un psicólogo, para que su tratamiento obtenga unos resultados óptimos y no vuelva a recaer en el sobrepeso.

Como ves, el balon intragastrico es una técnica que ha mejorado mucho en los últimos años, y que, en la actualidad, ofrece a los pacientes la oportunidad de perder peso de forma fácil y más rápidamente que mediante ejercicio y dieta. Dicho sea de paso, en ocasiones, dicho ejercicio y dieta es insuficiente para lograr el peso ideal, y, en esas ocasiones, el balon intragastrico puede ayudar sensiblemente.

 

Por infoEstetica.es