Relleno facial

Al realizar el relleno facial se eliminan las arrugas de expresión utilizando materiales reabsorbibles y devuelve al rostro la firmeza y elasticidad perdidas por el paso de tiempo. Se trata de unos procedimientos muy sencillos pero que eliminan de forma rápida y eficaz las arrugas de expresión, devolviendo al rostro su juventud.

todo sobre relleno facial

relleno facial

Relleno Facial: Todo lo que debes saber

El relleno facial es el conjunto de técnicas que permiten devolver a la piel del rostro el tono, la elasticidad y la firmeza de la juventud. Se trata de un conjunto de procedimientos muy sencillos, pero que permiten que las arrugas derivadas de las líneas de expresión se corrijan de forma rápida y eficaz, dando como resultado una piel más joven.

Este procedimiento no debe considerarse únicamente como un procedimiento meramente estético, sino que, en ocasiones, también constituye una mejora en la salud mental y emocional de la paciente. Esto ocurre, en no pocas ocasiones, cuando una persona que no cuenta con una edad excesivamente avanzada, ve cómo aparecen arrugas en su rostro.
En esos casos, el relleno facial puede contribuir a mejorar su salud mental y emocional, además de otorgarle un nuevo grado de belleza física.

¿Que es un relleno facial?

Entendemos por relleno facial todo aquél procedimiento que trate de aportar volumen a aquellas zonas de la piel que han sufrido el paso del tiempo, provocando surcos y arrugas. Para llevar a cabo este tratamiento existen gran cantidad de métodos, que van desde las infiltraciones de productos químicos, al implante de rellenos reabsorbibles.
Sin duda, pese a que existen muchas otras técnicas y muchos otros productos, la más reconocida entre los médicos por la calidad del resultado es la infiltración de ácido hialurónico, que cuenta con una gran capacidad de retener líquido, además de estimular la producción de colágeno.

¿Como es la intervencion?

La intervención de relleno facial se lleva a cabo de una forma totalmente ambulatoria. Por ejemplo, mediante la infiltración de un material de relleno, como el ácido hialurónico, se consigue un rejuvenecimiento facial espectacular, sin ningún tipo de riesgo de reacción por parte del organismo.

La intervención, que no requiere ningún tipo de hospitalización, se lleva a cabo bajo anestesia local y consiste en la utilización de una pequeña jeringuilla, mediante la que se inyecta el ácido hialurónico en las zonas a tratar. Por lo general, se inyecta una cantidad mayor de la necesaria, ya que el cuerpo reabsorbe buena parte del ácido hialurónico de forma prácticamente inmediata.
Es por esa razón que, en ocasiones, hay que repetir el proceso de nuevo a los pocos días, para obtener el volumen que el paciente desea. Asimismo, aunque el resultado sea satisfactorio, al paso de unos meses hay que volver a realizar la infiltración, ya que, con el paso de las semanas, el cuerpo reabsorbe totalmente este componente.

Cuidados Postoperatorios

Tras la infiltración de ácido hialurónico, se recomienda no exponer la zona tratada al calor excesivo ni a la luz del sol. Por lo tanto, están prohibidas las saunas, los tratamientos con vapor, o tomar el sol sin protección solar. Debe mantener estas indicaciones durante, como mínimo, un mes.
En el caso de que tras el proceso de relleno facial apareciese algún hematoma (algo muy infrecuente), puede disimularlo con maquillaje. Estos pequeños hematomas pueden permanecer hasta una semana, y es algo que, aunque poco frecuente, no debe alarmar al paciente.

Se recomienda la hidratación de la zona con cremas, pero sin masajear, para garantizar que la acción del ácido hialurónico se lleva a cabo con total normalidad. También se aplica este requisito a la hora de lavarse la cara, proceso que deberá realizarse con especial cuidado en las zonas tratadas.
Por último, es importante señalar que los efectos del ácido hialurónico duran una media de doce meses, y que la reabsorción de este relleno facial por parte del organismo se lleva a cabo paulatinamente, por lo que irá observando cómo vuelven a reaparecer las arrugas de forma gradual.

Como ves, el relleno facial con ácido hialurónico es una técnica de las más indicadas para mejorar el aspecto de la piel del rostro. Todos los médicos, sean o no expertos en medicina estética, concuerdan en que los resultados son espectaculares y en que no existe ningún tipo de reacción adversa al tratamiento.

Por infoEstetica.es