Endodoncias

Con el tratamiento de la endodoncia se repara el conducto radicular que ha sido dañado por una fractura o por una caries profunda. Puede corregirse la pulpa dentaria o si es necesario la extirpación de la misma, pero el resultado es el mismo.

todo sobre endodoncias

endodoncias

Endodoncias: Todo lo que debes saber

La boca es, probablemente, la parte del rostro que más atención capta. Los ojos puede que estén al mismo nivel, pero lo cierto es que cuando vemos a alguien con una boca poco cuidada, nos llama poderosamente la atención, al igual que cuando vemos a alguien con una sonrisa escandalosamente bonita. Es por ello que, en los últimos años, han sido cada vez más las personas que se han sometido a endodoncias a fin de mejorar el aspecto de su boca.
En este artículo, y como es habitual en nuestra web, te explicaremos todo lo que debes saber acerca de las endodoncias.

¿Que son las endodoncias?

La endodoncia es la técnica que se basa en el tratamiento de los conductos radiculares de un diente. En este sentido, una endodoncia se lleva a cabo en la zona dentino-pulpar, es decir, en la zona más interna del diente.
Asimismo, es una especialidad médica dentro del campo de la odontología, que trabaja en el saneamiento de la pulpa dental y la dentina, y cuyo campo de acción va desde la corrección directa o indirecta de la zona dentino-pulpar del diente, hasta la extirpación total de la pulpa.

Por lo general, las endodoncias se aplican a los dientes fracturados, con caries muy profundas o que tienen algún tipo de lesión en la zona pulpar. Dependiendo de la gravedad de estas patologías, puede llevarse a cabo una corrección, o puede ser necesaria una extirpación total de la pulpa dentaria.

¿Como funciona el tratamiento?

Las endodoncias pueden clasificarse en tres tipos distintos. La primera, es la endodoncia unirradicular, que es aquella que se lleva a cabo en un diente que únicamente cuenta con un conducto pulpar.
La segunda, la birradicular, es aquella que se aplica a los dientes con dos conductos pulpares. Por último, la polirradicular, es la que se aplica a los dientes que tienen más de dos conductos pulpares.

A medida que hay más conductos pulpares, la intervención es más difícil. Sin embargo, el procedimiento, a ojos del paciente, suele ser igual en cualquier caso. Se comienza anestesiando la zona y se realiza una apertura en el diente para acceder al conducto pulpar.
Una vez abierto, se inyectan sustancias para acabar con los gérmenes y posibles infecciones, y, posteriormente, se rellena la cámara pulpar. Tras esto, se puede utilizar una corona o una carilla para que la apariencia del diente sea más natural.

Cuidados posteriores

Una vez realizada una endodoncia, la pieza dental puede resistir sana durante el resto de su vida. Sin embargo, y como es normal, deberá acudir a chequeos médicos periódicos para garantizar que todo está en orden.
Como es de esperar, deberá tener especial cuidado de su higiene bucal para que no se lastime la endodoncia, así como para no sufrir nuevos problemas en otros dientes que, nuevamente, requieran de algún tipo de intervención especializada.

Por último, es posible que, tras la endodoncia, el médico le prescriba algún tipo de medicamente, antibióticos o analgésicos para que el dolor sea menor y para asegurarse de acabar con todos los gérmenes que han proliferado en el conducto pulpar. También puede ser que se le recomiende seguir una dieta especial de algún tipo durante algunos días, aunque esto no suele ser habitual.

Como ves, las endodoncias son una muy buena forma de mejorar el aspecto de tu boca. Y no es de extrañar que cada vez sean más las personas que se someten a este procedimiento, ya que permite mejorar la apariencia del rostro de forma cómoda, rápida e indolora. ¡No vuelvas a ocultar tu sonrisa por avergonzarte de tus dientes!

Por infoEstetica.es